José López: Un Entusiasta, Un Apasionado.

Homenajes

José López: Un Entusiasta, Un Apasionado.

 

INTRODUCCIÓN

José López, un futbolista ferrolano significativo, de los de antes, valiente y perseverante, sin ambages, hecho a sí mismo con un gran objetivo. El ejemplo del deportista autodidacta del momento que decidiría acuciante, por sus criterios y con sus propios medios, aparte de un afán y dinamismo alucinante que la deportiva sería su vida. Predispuesto se entregaría a ello en cuerpo y alma, sin miedos, siendo alguien del que se podría decir (lo suscribe quién esto escribe) que en cierto modo y en muchos sentidos, fue uno de los audaces pioneros.

Atrevido, supo y pudo en una época un tanto oscura, con soltura, anticiparse, manejarse, codearse y proyectarse, encontrando acomodo en el mundo del fútbol y sus distintas facetas como la de jugador, secretario técnico, entrenador, para así cumplir, a veces, sus sueños, anhelos y deseos con creces. Experimentado con el tiempo, iría aplicando y desarrollando de paso, sus propias y genuinas recetas, asumiendo con naturalidad, espontaneidad y responsabilidad este cometido, tanto en la gloria como en el fracaso.

TRABAJO Y OCIO

José López Rodríguez comenzaría su andadura, o mejor dicho, tendría sus primeros contactos balompédicos, ya bien entrados los 14 años. Le sobrevendrían, al hecho de ingresar a trabajar en la escuela de aprendices, de la Empresa Nacional Bazán, aunque su gran aventura, la empezaría al año siguiente, pues le propondrían echar raíces, es decir federarse como juvenil.

Esto se formalizaría, la temporada 57/58 en el club dependiente de esta empresa que no es otro que el Club Arsenal de El Ferrol, con Fernando Fariña en el banquillo y nuestro futuro astro, en la posición de centrocampista, donde lograría, en esta ocasión, a parte de destacar de forma individual, conquistar en su primera temporada, el campeonato de Liga Local.

En la siguiente, la temporada 58/59, Club Arsenal de El Ferrol, en su 2do año y mismo entrenador, no solo conseguiría repetir éxito, sino que también alcanzarían la gloria regional por méritos, al convertirse en Campeones Gallegos. En la contigua con 17 años, la temporada 59/60 y F. Fariña de míster, le tocaría vivir el lado amargo, su primera decepción en Liga, ya que su gran rival el Ferrol juvenil, al final, le arrebataría el título en juego, la competición.

Este teórico revés a nuestro protagonista, lo motivaría aún más de la cabeza a los pies, con sus pasiones en plena efervescencia e ilusiones intactas. A las ganas de jugarlo todo, se le uniría la suerte que se pondría de su parte y le brindaría una nueva oportunidad. Prosigo y me explico; la S.C.D.R Galicia de Caranza (Liga Local) juega la Copa de Ferrol a doble partido y le ofrecerían a José López en confianza, la posibilidad de participar. Este no la rechazaría y al final la acabaría ganando, convirtiéndose en un feliz campeón de la misma, a ultranza.

El cariz que tomaría este hecho y su breve aportación, sería determinante, un importante matiz que marcaría el rumbo, el devenir de nuestro futbolista. La casualidad es que el futuro entrenador del Club Ferrol, estaría presente en los dos encuentros y a este le agradaría, reclamándolo para entrar a formar parte de la plantilla racinguista, iniciando así un periplo de cuatro temporadas.

 

 

 

 

 

SINGLADURA DEPORTIVA

En el primer equipo con el Club Ferrol, la temporada 60/61, Estadio Municipal de Inferniño, de presidente Pablo Martínez Tafall, entrenadores José Aretio y Rodrigo García, apuntar que en un principio a nuestro personaje estrella, le costaría arrancar y encontrar su sitio. Dotado de gran personalidad y el don de la competitividad, revertiría la situación dejando huella, es decir, una progresión ascendente, hasta llegar a debutar en la categoría de la 3ra División.

Esta campaña, no la podrían empezar mejor, pues colectivamente acabarían consiguiendo el ansiado título de Campeones de Liga, aunque lo que no lograrían, sería el culminarla, con el imprescindible ascenso y así redondearla.

 

En la subsiguiente, la temporada 61/62, Club Ferrol, Estadio Municipal de Inferniño, 3ra División, presidente Pablo Martínez y en el banquillo Juan Fontela y Santiago Vázquez, sería un campeonato disputado e intenso, casi factible pero no sería posible, al quedarse las puertas, en un 2do puesto.

En la contigua, la  temporada 62-63, Club Ferrol, Estadio Municipal de Inferniño, 3ra División y 20 años, presidente Benigno Díaz Santé, de míster Leonardo Ares (Yurrita) siendo titular indiscutible, esta vez sí que alcanzarían de nuevo la senda del éxito imperfecto, con una táctica atrevida para la época, la 1-3-2-5 con la que lograrían otro campeonato de Liga, eso sí incompleto, al no obtener el deseado ascenso.

 

A nuestro camarada, supermotivado por todo lo que le rodea y está pasando, consigue que le hagan una prueba de 2 semanas, con el FC Barcelona que no las llegaría a completar, por culpa de un inoportuno esguince de tobillo, cosas de este mundillo.

En la última, la temporada 63-64, Club Ferrol, Estadio Municipal de Inferniño, 3ra División, presidente Benigno Díaz y adiestradores Leonardo Ares (Yurrita) y Gabriel Alonso, recuperado del varapalo y la lesión, más confiado, seguro de sí mismo, ilusionado, con una bendita e infinita pasión futbolera, realizaría lo que uno espera: una más que razonable campaña en el aspecto personal y en cuanto al grupo, un respetable y meritorio 3er puesto.

VIENTO FAVORABLE PARA UN TROTAMUNDOS

Gracias a un cúmulo de circunstancias personales y ajenas, al trueque de jugadores entre clubes en buena sintonía y hermandad, José López sería fichado por el Real Club Celta de Vigo en la temporada 64-65, 2da división, bajo la presidencia de Manuel Rodríguez Gómez y el entrenador José Iglesias (Joselito). En su debut como profesional en esta categoría, tendría un papel destacado. El 13-09-64 en su primer partido de liga en casa, Estadio de Balaídos contra el Club Atlético Osasuna, resultado final de 1-0, José López, marcaría el gol, su único en toda la temporada.

Acabaría jugando un total de 18 partidos bien valorados, dejando una impronta de jugador completo en el campo, por habilidades tales como dominador del juego, tanto creativo como aéreo, defender y atacar bien, recuperador de balones y llegada al área, realizando una buena campaña y dejando al equipo en un 5to puesto que sin embargo, no convencería ni al club, ni a la afición. Al no cumplir con las expectativas como futbolista, a José López, le tocaría hacer las maletas.

Afrontando la temporada 65/66 en el mercado de fichajes, con 23 años y la carta de libertad en la mano, sería tentado por el continente africano, por lo que se dirigiría a la Ciudad Autónoma Española de Melilla para fichar por el Melilla Club de Fútbol, 2da División, Estadio Municipal Álvarez Claro, su presidente Luis Manuel Rincón Pérez, en el banquillo Juan R Aretio y Miguel Murueta. En esta localidad comentar que no brillaría y que tan sólo echaría 4 meses al no poder adaptarse al clima, costumbres, gastronomía y al hecho de estar lejos de la familia, dejando en 6 partidos su aportación que no servirían para salvar al equipo del descenso, quedando en el 15to puesto.

Este anecdótico momento, no lo desviaría de su objetivo, pues su único propósito, seria alcanzar la élite de este deporte, por lo que rápidamente movería ficha, regresando a España y conseguiría realizar una prueba de 15 días, con el Málaga de 1ra División pero aquí el hombre naufraga, por lo que el asunto quedaría en nada.

Así que decidiría cambiar de aires y dirigir sus pasos hacia el noreste, siendo la Comunidad Catalana, la que tendría en cuenta, en la diana y el club que apostaría por él, dándole plena confianza, sería el Club Deportivo Europa, de la 2da División, Camp de Sardenya, para la temporada 66-67, de presidente Diego Navarro Sánchez, su míster Juan Navarro.

Nuestro aventurero futbolero, con 24 años y las ganas de comerse el mundo entero, los recompensaría con nota, es decir, con un magnífico trabajo y rendimiento en el campo, con sus 26 partidos, aportando su 1er y único gol, quedando el equipo en un 6to puesto. En el club, lo tendrían muy claro y lo renovarían también, para la temporada 67/68, en el Club Deportivo Europa, Camp de Sardenya, la 2da División, presidente Diego N. Sánchez, entrenadores Juan Navarro y Francisco Doménech.

FORTUNA Y OBJETIVO CUMPLIDO

Aquí sucede algo inusitado y José López Rodríguez sería un afortunado, pues con 14 partidos y 1 gol, dejaría a su equipo, el cual acabaría descendiendo, en un 14to puesto, para fichar por el conjunto vecino, de categoría superior, que sufriría una plaga de lesiones y necesitaría con urgencia jugadores. El asunto en cuestión, es que recurrirían a él, al ser el mejor en su posición y al hecho de tener un papel destacado y relevante como mediocentro.

El fichaje se llevaría a cabo en febrero del 68, a la edad de 25 años, con el Club Deportivo Español, de la 1ra División, Estadio de Sarriá, con su presidente Joan Vilá Reyes al frente y el técnico Jenó Kálmár, cumpliéndose así el principal objetivo. José López con el sueño cumplido, se estrenaría al fin, con sus tres primeros partidos oficiales, e iría adaptándose a la categoría para mejorar en todos los aspectos deportivos fundamentales, como el físico, el técnico y el táctico quedando el equipo en un 9no puesto.

 

Para la temporada 68/69 con el Club Deportivo Español, 1ra División, Estadio de Sarriá, 14to puesto, presidente Joan Vilá, entrenadores Jenó Kálmár, Antonio Argiles y Fernando Riera a decir verdad, no tendría la confianza del staff técnico, por lo que no contarían mucho con él, pero aún así le permitirían demostrar y atesorar su calidad, participando en 9 partidos de Liga que no ayudarían para salvar la categoría y una vez finalizada la temporada, dar por terminada su etapa como Perico y a la vez por tierras Catalanas, dirigiendo esta vez la mirada y sus pasos hacia el sur, la Comunidad Andaluza.

 

En la temporada 69/70, con 27 años, tocaría cambiar de plaza, con la corazonada de seguir ampliando su trayectoria deportiva. En el camino se cruzaría el Granada Club de Fútbol de la 1ra División, Estadio Los Cármenes, 12do puesto de presidente Cándido Gómez Álvarez con las ilusiones y motivaciones renovadas, donde realizaría una muy buena temporada, de coaches Néstor Rossi y Manuel Ibáñez en la que jugaría 29 partidos y marcaría 2 goles, por lo que la renovación estaría cantada. Está donde quería, en la 1ra División, en el Granada Club de Fútbol que a él agrada, la temporada 70/71, Estadio Los Cármenes, 10 puesto, presidente Cándido Gómez con José Iglesias (Joselito).

La dinámica es positiva, se siente a gusto y es justo este sentimiento, el que trasladaría al terreno de juego, calcando una temporada completa como la anterior, con un total de 25 partidos jugados, pero aún así, estos datos aportados, no le garantizarían el continuar, por lo que tendría que seguir haciendo camino, sin saber de la grandeza que le depararía el destino.

RECORDATORIO DE UNA ÉPOCA

Aquí, un escueto receso para recordar las normas deportivas que regían en el mundo del fútbol en aquella época y así poder darle el verdadero valor y mérito a lo conseguido. En 1958, la IFAB (International Football Association Board) era el órgano responsable de las reglas de este deporte que autorizaría a realizar una sustitución a lo largo del partido, siempre y cuando hubiera una lesión del portero o de un jugador.

En 1967, se ampliaría la norma y el entrenador ya podría cambiar a alguien que no estuviese lesionado, es decir; la llamada sustitución táctica. Por último, en el Mundial de México 1970, se autorizarían dos cambios por equipo y se introducirían las clásicas tarjetas, como hoy las conocemos, la amarilla y la roja.

 

EL CAMINO A LA FAMA

Para el siguiente curso, José López no iría muy lejos, ya que la Región de Murcia le abriría los brazos. Sería la elegida y en donde surgiría el espaldarazo, un apoteósico flechazo, fichando de inmediato por el equipo de la ciudad, el Club Real Murcia, Campo de La Condomina, de la 3ra División, en la temporada 71/72, con su presidente José Moreno Jiménez y el míster José M. Martín con el que quedaría campeón y marcaría su 1er gol.

Comentar que borraría de un plumazo todas aquellas dudas en cuanto a si la suya sería una mala decisión, dejar un 1ra por uno de 3ra División, convirtiéndose al final en la mejor y la más importante de su carrera. Adelantar que para lograrlo se entregaría al completo, teniendo que emplear toda su gama de recursos, maestría, talento, oficio y veteranía, es decir, su mejor versión.

Aquí entraría en juego un cambio decisivo y fundamental, una decisión técnica que lo retrasaría de mediocentro a defensa central, donde, imperial, nuestro ídolo (por apego) recurriría a lo épico, pues se haría dueño, amo y señor de su parcela, ofreciendo un papel destacable casi místico y con cautela, maduro, experto, en su plenitud física, inconmensurable, destacaría por encima de los demás, convirtiéndose en el adalid, el guía, o como lo renombrarían tanto la afición como en el seno del club pimentonero, «el capitán de la regularidad», consiguiendo con tenacidad, el hecho ser un verdadero referente e indudable profesional.

 

José López con este equipo, conseguiría un histórico hito, alcanzando la fama y la gloria pues aún a día de hoy, siguen siendo impresionantes, espectaculares y memorables, sus dos ascensos directos y consecutivos, en sus tres magníficas e inolvidables temporadas. La siguiente con el Club Real Murcia, temporada 72/73, 2da División, Campo de La Condomina, 38 partidos y 1 gol, presidente J. Moreno, con Felipe Mesones de entrenador se proclamarían de nuevo campeones de Liga.

La que le precede, la temporada 73/74 con el Club Real Murcia, Campo de La Condomina, de la 1ra División, 15to puesto, 25 partidos, 2 goles, presidente José M. Jiménez y técnico Felipe Mesones sería la definitiva en esta categoría. José López Rodríguez se despediría de manera brillante de la máxima categoría, con el orgullo de cumplir con sus objetivos y metas más importantes.

BAÑO DE REALIDAD

Una vez concluida esta última temporada, en el culmen de su carrera deportiva, José López se replantearía su situación y al final decidiría estratégicamente poner fin a este admirable y destacable ciclo deportivo, siendo consciente y consecuente con sus ideales. Desde aquí, afirmar y contrastar con cierta admiración que lo conseguido está solo al alcance de unos cuantos elegidos.

Veterano, con 32 años y exultante por todo cuanto ha logrado y lo que le ha costado, con los pies en la tierra o mejor dicho en el campo, sabe que van pesando los años y que toca ahora ser prudente e ir pensando en algo menos exigente, pero sin acomodarse o relajarse, pues su gen competitivo no se lo permitiría.

Así que cambiaría de equipo una vez más, renovando sus infinitas ganas y regulando las motivaciones, para volver sus pasos y encarar hacia el norte, a sus ya familiares tierras catalanas. Con la intención de seguir agrandando su palmarés, ficharía la temporada 74/75, por el Unión Deportiva San Andrés, Campo de Fútbol del C.D San Andrés, de la 2da División, 7mo puesto, con su presidente Joan Coma, en el banquillo Domingo Balmanya, donde lograría destacar y realizar, como no, otro buen campeonato con sus 38 partidos jugados y sus 3 goles recordemos, en la posición de defensa.

Concluida la temporada, José López Rodríguez recibiría una propuesta por parte del Club Real Murcia, en la que le propondrían un nuevo reto, un dilema, un cargo deportivo que obligaría a replantearse su futuro inmediato, pues le ofrecerían un contrato de 2 años como secretario técnico y este, con astucia, decidiría al instante pragmático, anunciar su retirada y embarcarse en el tema.

IDA, VUELTA, PUNTO Y FINAL
Aquí una rocambolesca situación, una compleja disyuntiva. Debido a los malos resultados del equipo, los responsables del club con su presidente Francisco Ruano Bañon al frente y demás directivos, recularían y con argucia convencerían a José López de manera argumentativa para que volviese a calzarse las botas e intentar revertir la deriva deportiva.

Acabaría retornando para jugar sus últimos 9 partidos de Liga, como futbolista profesional, en la temporada 75/76, Club Real Murcia, Campo de La Condomina, de la 2da División, 17mo puesto, no pudiendo evitar el descenso, con su entrenador Rudolf Strittich, en la que por fin se cerraría una trayectoria espléndida y una carrera deportiva prolífica, sinfín, plagada de triunfos, éxitos, reconocimientos y de algún que otro fracaso que para el caso, no hace más que agrandar aún más la leyenda, de uno de los futbolistas más grandes que sobresalió y dio Ferrolterra, en sus 17 temporadas (5 en 1ra División, 7 en 2da División y 5 en 3ra División).

 

 

 

Imágenes de José López en :

       Club Real Murcia

       Unión Deportiva San Andrés

 

Texto: Luciano Gómez «Buyo».
Imágenes: Gregorio López Fraile «GLFraile».
Maquetación: Carlos Vázquez «Cabazo».
Imágenes: Otras fuentes.